Millonario secuestro virtual en Entre Ríos: los detenidos son oriundo de Santa Fé

La policía busca a un tercer integrante de la banda y creen que puede haber más personas implicadas.

0
54

Los detenidos por el secuestro virtual millonario en Feliciano son santafesinos y fueron interceptados casi en el límite entre esa provincia y Entre Ríos, en un puesto caminero de la Ruta 174 que une Victoria con Rosario, cerca de las 19 del domingo.

Así lo informó el jefe de la Departamental Feliciano de Policía, Lázaro Salinas, quien detalló que se trata de un hombre y una mujer que «son pareja, tienen 32 y 36 años y fueron trasladados a Feliciano», donde se encuentran a disposición del fiscal del caso, Ricardo Temporetti, quien pedirá la prisión preventiva de los sospechosos.

Por el robo de los 10 millones de pesos -hubo un primer pago de rescate de 59 mil dólares y un segundo de 2.800.000 pesos-, buscan también a un tercer sujeto que se encontraba con la pareja, e incluso no descartan que pueda tratarse de una banda con más integrantes.

«En un video y otras circunstancias más que tenemos, hay una persona más, y seguramente debe haber otras», señaló el funcionario policial en base a los datos recabados en el marco de la investigación llevada adelante por el personal de Feliciano, de la Dirección Inteligencia Criminal y la División Delitos Económicos de la Dirección Investigaciones de la Policía de Entre Ríos.

Los efectivos policiales pudieron llegar a la pareja detenida gracias a «imágenes de cámaras y testigos que aportaron la descripción de las personas y el vehículo en el que se conducían», contó Salinas. Una vez que tuvieron las características del auto y de los delincuentes, «se irradió el pedido de localización y fueron interceptados en el puesto caminero de Victoria, en la ruta del puente que va a Rosario», indicó y agregó que el hombre y la mujer «son oriundos de Santa Fe pero no hay precisión de qué lugar todavía ya que brindaron domicilios erróneos». El auto quedó secuestrado y esperan que las pericias sobre el rodado puedan echar más luz en la resolución de la causa.

Donde están los 10 millones ?

«La señora hizo la primera entrega de dólares en una bolsa de consorcio, la dejó frente a su domicilio en el cordón cuneta. Le pidieron que volviera a entrar y no mirara hacia afuera. Un masculino y una femenina esperaban en la esquina y se acercaron caminando, tomaron el dinero y siguieron a pie. Con la segunda entrega, la de los pesos, fue igual: estacionaron a media cuadra y se bajaron a tomar el dinero», contó Salinas en base a la investigación.

Hasta el momento, no se ha podido recuperar el botín. Los investigadores tienen algunos indicios que les podrían permitir rastrearlo pero prefieren no dar detalles para no entorpecer la investigación. «Estamos abocados a seguir el rastro del dinero», se limitó a decir el funcionario policial al respecto.

Los delincuentes operaban en 3 ciudades y al boleo

Se recibieron decenas de llamados para intentar concretar secuestros virtuales la madrugada del viernes, sin éxito, en al menos tres ciudades: Federal, La Paz y Feliciano, donde finalmente los delincuentes lograron su cometido.

«Al día posterior nosotros recibimos dos denuncias de esa misma madrugada, y sabemos que ha habido varias tentativas más en las que si bien no hubo denuncia, existió la llamada. Por ejemplo, un vecino que no radicó la denuncia, sí fue entrevistado y contó que cuando lo llamaron, le dijeron que tenían secuestrada a su hija, pero esta persona no tiene ninguna hija, por lo que automáticamente les cortó. Además, estuve hablando con personal de La Paz y ellos recibieron alrededor de 10 llamados a distintas personas, pero ninguna dio resultado», indicó el jefe de Policía de Feliciano.

En el caso que se investiga, «la señora se asustó, creyó que tenían secuestrado al hijo porque no vive con ella sino que estudia Abogacía en Paraná, y estuvo cuatro horas con el teléfono en la mano comunicándose con estas personas, por lo que nosotros participamos recién cuatro horas después», detalló Salinas.

Consultado sobre si los malvivientes utilizaban algún criterio para elegir qué familias llamar, el funcionario policial dijo que hasta el momento, por los elementos con los que cuentan, piensan que se trató de intentos «al boleo». «A todas las personas que llamaron en Feliciano eran una maestra, un transportista, un empleado de comercio… Creemos que fueron llamados al boleo, incluso a la señora que le robaron la mantuvieron desde las 4.45 hasta las 6.45, cuando fue la segunda entrega, y desde esa hora hasta casi las 10 de la mañana estuvo conectada con el teléfono en la mano esperando la supuesta liberación del hijo», señaló.

Nueva modalidad de ilícito y prevención

En Feliciano «hemos tenido estafas telefónicas pero nunca este tipo de delito», dijo Salinas. El secuestro virtual «es una modalidad nueva que ingresó a nuestra ciudad», señaló y precisó el modus operandi a fin de prevenir nuevos hechos.

«Llaman a la madrugada, a altas horas de la noche cuando uno está dormido profundamente, lo que ayuda a estas personas a comenzar con su ardid», indicó.

Las comunicaciones suelen ser «al principio, al teléfono fijo y después a un celular que le solicitan a la víctima: le piden que no corten el teléfono fijo, que lo mantengan descolgado, para impedir que den aviso a la Policía», indicó el jefe policial.

Asimismo desde la fuerza «se recomienda que si los llaman, no den nombres de sus familiares ni detalles que les puedan dar letra» a los delincuentes.

En todo caso, piden «llamar automáticamente a la persona a la que supuestamente tienen secuestrada para corroborar, o bien a la Policía, que nosotros intentaremos localizarla», finalizó.

En ese sentido, ante cualquier sospecha de este tipo de ardid, se recomienda comunicarse con el 101 (en Feliciano o ciudades del norte de la provincia) o al 911 (en la capital entrerriana).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here