Ola de calor: Con el objetivo de evitar el colapso

Publicado el 13/01/2022 por

No hubo apagón. Era lo que buscaba evitar el Gobierno nacional para este primer día, de los tres previstos de mucho calor. En ese sentido, el presidente Alberto Fernández, a través del comité de crisis que implementó, decidió suspender la presencia de la mayor cantidad posible de empleados de la administración pública y le solicitó a las industrias la reducción de la demanda energética para las que se consideraban como horas pico: entre las 13 y las 16. Ante una primera jornada positiva, el Presidente aseguró que “los empresarios entendieron el problema y nos ayudaron. Ese es el camino que tenemos que seguir; basta de pelearnos, discutir, ya lo hicimos durante mucho tiempo”, dijo y añadió que “mañana (por el viernes) vamos a tener un día un poco peor que el de hoy, que sobrellevamos bien”.

La actividad en Balcarce 50 comenzó temprano. Cerca de las nueve la portavoz Gabriela Cerruti anunció que debido a que el sistema en general está recibiendo picos muy altos de demanda que tienen que ver con la reactivación industrial del último tiempo y la ola de calor que transita el país esta semana, iba a haber una demanda récord de energía y que por eso el Gobierno decidió tomar medidas, en conjunto con el gobierno de la provincia de Buenos Aires y con las intendencias, para atender los riesgos que eso pueda implicar. En esa línea, la vocera informó sobre el decreto que fue publicado la noche del miércoles en el Boletín Oficial, por el cual los trabajadores de la administración pública nacional deberán hacer teletrabajo por dos días. La sorpresa fue que más tarde el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que la Ciudad no se sumaría a la medida.

Poco después, se reunieron representantes de la Jefatura de Gabinete, del ENRE, de los ministerios de Desarrollo Social y Salud, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández y el secretario de Energía, Darío Martínez, en la Sala de Situación del Sistema Nacional de Alerta y Monitoreo de Emergencias (SINAME) –donde se realizan mapeos y monitoreos nacionales ante amenazas hidrometeorológicas– y conversaron sobre un informe que realizó CAMMESA en el que advirtieron que para el mediodía del jueves iba a haber requerimientos superiores a los 28500 MW, marca que iba a superar el récord del martes que fue 27234 MW. Eso, indicaron, se podía llegar a dar porque la demanda eléctrica viene manifestando un marcado crecimiento –en diciembre alcanzó el 9,7 por ciento– en gran medida por la importante participación de los grandes usuarios industriales producto de la recuperación económica.

Luego, el ministro de Seguridad, que preside el comité de crisis, instó a la población “a integrarse a la aplicación de una estrategia inteligente para que mientras estamos produciendo capacidad para transporte y distribución de energía, tengamos formas de palear la situación sin conflicto”. Además, Aníbal Fernández aseguró que “se consume porque se produce”. A su turno, Martínez detalló que “venimos en un proceso de reactivación económica muy importante y eso genera una demanda de energía importante, que se combina con una ola de calor en el hemisferio sur, sobre todo en la Argentina, con valores realmente de récord históricos”. “Esta combinación de reactivación económica que demanda energía con la ola de calor hace que estemos proyectando para hoy un pico de 28,5 megas, récord histórico de demanda de energía”, puntualizó.

Desde el Gobierno también informaron que otra de las medidas para evitar los cortes estuvo centrada en conversaciones que durante toda la semana llevaron adelante desde la Secretaría de Energía con los grandes consumidores que, según indicaron, “son las empresas e industrias que están participando en el círculo virtuoso de reactivación de la economía”. Ellos, explicaron, “solidariamente van a hacer un control del uso de energía en las horas de mayor demanda”. El Presidente, en tanto, durante el miércoles estuvo siguiendo de cerca el tema junto al jefe de Gabinete, Juan Manzur. “Está siguiendo minuto a minuto como se desarrolla el plan para la atención y prevención de riesgos y contingencias”, indicaron desde su entorno.

Una vez que pasó la hora de mayor demanda, el ministro de Seguridad aseguró que “nuestra proyección nos daba que hoy podíamos llegar a tener 28.550 megas y el pico más importante que habíamos tenido debe haber sido 26 mil. La situación era preocupante y por eso nos pusimos a trabajar. La secretaría de Energía y el ministerio de Producción conversaron con los grandes consumidores para tratar de bajar al máximo las capacidades en aquellos que no tengan sistema de producción continuo. A eso se sumó que el Presidente tomó la decisión que los trabajadores del Estado hagan teletrabajo y finalmente poco después de las 15 se produjo el pico y fue de 27.495 megas. Es decir, mil menos de lo que proyectábamos”. 

Luego, Aníbal Fernández añadió en diálogo con C5N que “el día de hoy se pudo ordenar. Queremos darle las gracias a los productores que han comprendido la necesidad de colaborar para morigerar el consumo”. “Sin embargo mañana volverá a ser un día complicado y esperamos volver a contar con su colaboración”, añadió. 

Sobre las empresas energéticas, Edesur y Edenor, que no invirtieron lo necesario para que no se generen cortes, luego de las ganancias extraordinarias que tuvieron durante el gobierno de Mauricio Macri mediante los tarifazos, el ministro de Seguridad aseguró: “Todos sabemos que no pusieron un mango y que les ha ido muy bien y han ganado mucha plata de la mano del corrupto de Macri, pero no nos queremos quejar, queremos que no haya un solo hogar o industria que se quede sin la energía suficiente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: