Vélez y un partidazo no apto para cardíacos en la Libertadores

Publicado el 18/05/2022 por Minuto Paraná

Vélez consiguió este miércoles el triunfo que tanto se le venía negando en la Copa Libertadores y se metió de lleno en la pelea por el segundo puesto del Grupo C. El equipo de Julio Vaccari, con muchos jóvenes, se impuso 3 a 2 ante Nacional en Montevideo en un partidazo cambiante y quedó tercero en su zona a falta de una fecha.

Con 5 puntos y una diferencia de gol de -3, el Fortín se ubica por detrás del ya clasificado Estudiantes de Ricardo Zielinski (13) y de Bragantino de Brasil (5 y -1), y por delante de Nacional (4 y -3). En la última fecha, el próximo martes desde las 19:15, Vélez será local de Estudiantes mientras que los montevideanos recibirán a los brasileños.

En el Gran Parque Central la historia comenzó favorable para los locales, con gol del volante exUnión, Central y Vélez -justamente- Diego Zabala a los 21 minutos. Pero el elenco de Vaccari, quien asumió como interino a principios de abril en lugar de Mauricio Pellegrino, lo dio vuelta con un golazo de Lucas Janson al cierre del primer tiempo y un cabezazo del uruguayo Matías De los Santos en la segunda parte.

Pero sobre el cierre, con Nacional volcado en ataque, el pibe Osorio -recién ingresado- pecó de inocencia y saltó a cabecear con los brazos fuera de lugar: la pelota le dio en la mano dentro del área y penal para los uruguayos. El veterano Puma Gigliotti (34 años) lo canjeó por el 2 a 2 y a Vélez se le escapaban dos puntos claves.

Como el empate no le servía a ninguno, los seis minutos de tiempo de descuento se volvieron a todo o nada. Pudo ser trágica la cosa para el Fortín, cuando a los 91 Zabala sacó un bombazo que sorprendió a Hoyos, Gigliotti tomó el rebote y dejó en el camino en el arquero, pero su remate se topó con una llegada heroica del central Valentín Gómez (18 años) sobre la línea. A la siguiente jugada, fue el arquero quien rescató a los suyos ante el sabio Gigliotti, quien pecó de suficiencia al intentar picarle un mano a mano.

Apenas Vélez pudo tomar la pelota, Osorio (19 años) se tomó revancha de su error anterior y sacó un lindo centro para tomar mal parada a la defensa de Nacional y encontrar la entrada del capitán Máximo Perrone (19 años), quien de cabeza le permitió a Vélez llevarse todo de Montevideo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: