El Norte Grande inicia su larga marcha a Estados Unidos

Publicado el 25/09/2022 por Minuto Paraná

El gobierno argentino continúa con la seguidilla de viajes a Estados Unidos. Este lunes llegará a Washington el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, junto a un grupo de nueve gobernadores, donde también habrá opositores. Por otros temas, el martes arribará al mismo país la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el jueves el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, que viajará para participar de un foro sobre vivienda del BID. Tampoco se descarta que el presidente Alberto Fernández vuelva a pisar suelo estadounidense en el corto plazo porque la embajada argentina en Estados Unidos tiene la confirmación de la Casa Blanca de que la bilateral con Biden será “en las próximas semanas”.

Jorge Argüello aseguró que la semana pasada le confirmaron en la Casa Blanca la bilateral entre Fernández y Joe Biden. “Estamos esperando que se den las condiciones”, dijo en diálogo con este diario. EEUU está en medio de un proceso electoral y el gobierno de Biden corre el riesgo de perder la mayoría ajustada que tiene hoy en las dos cámaras. “Entendemos la situación y estamos esperando”, dicen desde el gobierno argentino. “Es un problema de agenda, pero está confirmado. Para el año que viene no. Va a ser este año, en las próximas semanas”, aseguraron.

El primero en viajar durante septiembre fue el ministro de Economía, Sergio Massa.
Luego lo hizo el Presidente para participar de la asamblea de la ONU y
ahora lo hará de Pedro con los líderes provinciales, con una agenda
centrada en las inversiones para recursos naturales y energéticos. En algunas terminales del oficialismo entienden que esto también forma parte de la agenda geopolítica de Estados Unidos para reforzar su presencia en la región en la disputa con el gigante chino. “Con el telón de fondo de la renegociación con el FMI, la política exterior argentina giró –de la mano de Massa– hacia EEUU y EEUU aprovechó ese nuevo impulso para volver a buscar su hegemonía en la región frente a iniciativas que miran más a China, su gran competidor en la región, con la Ruta de la Seda y los BRICS, entre otras cuestiones”. 

El viaje de los gobernadores

El primero en llegar a Washington –lo hizo el domingo por la noche– fue el gobernador opositor de Jujuy, Gerardo Morales. Viajó en un vuelo distinto al resto de sus pares y al ministro del Interior, que llegarán a Estados Unidos el lunes por la mañana. En el aeropuerto los esperará el embajador argentino en EEUU, Jorge Argüello, que, tras la bienvenida, sostendrá una reunión con De Pedro en la embajada. En un comienzo los gobernadores iban a ser diez, pero a último momento se bajó otro opositor, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés. Según dijo, por problemas de agenda. 

El jefe de la misión es Gerardo Zamora, gobernador de Santiago del Estero, por su rol de presidente protémpore del bloque del Norte Grande. Zamora y Argüello, vienen planificando este viaje hace, al menos, cuatro meses. Si bien esta misión es la primera que hace un grupo de tantos gobernadores a Estados Unidos, no será la única, porque la embajada tiene planificado hacer dos viajes más de tamaña envergadura en el corto plazo: uno con los gobernadores de la Patagonia y otro con los gobernadores del centro del país.

El lunes los líderes provinciales tendrán un encuentro de trabajo con “Think Tanks”, el martes mantendrán reuniones con directivos del Banco Mundial y del BID. El miércoles participarán de un encuentro con empresarios y autoridades de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. El jueves, en tanto, tendrán reuniones con autoridades gubernamentales estadounidenses, ligadas a inversiones en minería, tecnología, producción, sostenibilidad, comercio, exportaciones y políticas alimentarias y finalmente viajarán a Nueva York, donde participarán de un encuentro con autoridades del Council of the Americas.

Según supo este diario también habrá una reunión con el FMI de la que participará el director del Departamento del Hemisferio Occidental, IIan Goldfajn. También estará Luis Cubero, que lleva la carpeta Argentina en el FMI. Además, habrá una cena con altas autoridades de la Casa Blanca y del departamento de Estado, de Agricultura, de Energía y el de Comercio. Todo eso encabezado por Juan González, el asesor de Biden para América Latina.

Desde la embajada argentina dijeron que el viaje tiene “un plan ambicioso donde van a recorrer las cuestiones que son comunes a todos los gobernadores”. La fase siguiente, que comenzará el mes que viene, consistirá en que vayan misiones singulares de cada provincia. “Tenemos muchas expectativas sobre todo en turismo y minería”, expresó en diálogo con este diario el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil. Catamarca buscará conseguir créditos internacionales para obras de gasoductos de la puna y el oeste, para caminos y, en cuanto al turismo, los gobernadores tienen el deseo de que haya vuelos directos desde Estados Unidos al norte de nuestro país, como puede ser a la provincia de Tucumán, una o dos veces por semana. Van a realizar esa propuesta.

Otra funcionaria que viajará a Estados Unidos, una vez más, es la secretaria de Energía, Flavia Royón. Va a estar en Washington con los tres gobernadores del litio: el de Salta, Jujuy y Catamarca. Todos participarán de un evento grande en el departamento de Estado junto con el de Minería y Energía. El 29, en tanto, los gobernadores viajarán a NY y Royón a Houston. Además de los mencionados, viajarán Gildo Insfrán, de Formosa; Ricardo Quintela, de La Rioja; Oscar Herrera Ahuad, de Misiones; Jorge Capitanich, de Chaco y Gustavo Sáenz, de Salta.

El bolsillo para 2023

Estados Unidos había “perdido impulso” en la Argentina durante el último tiempo, dicen desde el FdT, pero el viaje de Massa “marcó un cambio”. El kirchnerismo –con el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja– “jugaba más fuerte con China” y, sin embargo, ahora –remarcan– que el que viajará a Estados Unidos será De Pedro, uno de los dirigentes más cercanos a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

“Massa y Wado –los dos ministros que viajaron durante septiembre– pueden llegar a ser una fórmula y no matemática”, arriesgan de forma jocosa algunos que ya empiezan a mirar con cierta ansiedad el escenario electoral del año que viene, aunque aclaran que, en última instancia, habrá que esperar la definición que tome la Vicepresidenta. Otra variable clave, lógicamente, serán los resultados del propio Massa en el área económica y que deberán repercutir de manera concreta y favorable en los bolsillos de los argentinos si el peronismo quiere tener chances de ganar las elecciones para las que faltan menos de 40 semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: